Mujer pide el divorcio después de ver esta foto

Uncategorized 2058 Visitas

La historia que te mostraremos a continuación es realmente interesante. Nunca nos podríamos haber imaginado que todo aconteciera por la fotografía que te mostramos a continuación.

Parece una foto familiar como cualquier otra, podríamos pensar a primera vista, pero nada más lejos de la realidad. Porque cuando la madre de familia vio esta foto, inmediatamente pidió el divorcio.

¿Ves la razón?

Nunca se imaginó que una típica foto familiar se convertiría en una pesadilla. Pero cuando llegó a casa y vio la fotografía que se habían tomado, algo le ocurrió que nunca se imaginó que fuera posible.

Asombrada, hizo zoom en la mano de su esposo que era donde había descubierto el misterio que desataría toda esta increíble historia. Pero, todo esto no era en verdad  posible, ¡¿o sí?!

La pareja

Susan (38 años) y John (45 años) habían estado juntos desde la época universitaria. Era la clase de pareja que te imaginas que van a estar juntas toda la vida desde que comienzan a salir en la universidad.

Sus vidas transcurrían sin problemas en lo que se podría considerar como una buena vida; un buen trabajo, una hermosa casa y dos maravillosos hijos. Desafortunadamente, esto no era suficiente para John.

¿Qué había detrás?

Todo había comenzado porque el día en que tomaron la foto familiar, Susan descubrió que su esposo había estado guardando un gran secreto durante años, y un pequeño error hizo que se destapara.

En ese momento, Susan era inocente y

disfrutaba de su vida. Ella de verdad pensaba que tenía el estrilo de vida que siempre había querido. Para celebrar, decidió organizar una tarde de fotos en familia.

Un momento especial

Un momento como ese, donde la vida marcha sobre ruedas y estás al tope de felicidad, debe ser inmortalizado, pensó Susan. Es de esos momentos que nos gusta recordar toda la vida.

Así que de inmediato contactó a un fotógrafo que había conocido por medio de un colega. Respondió a su mensaje casi inmediatamente y dijo que podía hacer la sesión fotográfica al día siguiente…

Un día perfecto

Era un hermoso y soleado día de otoño. Las hojas de los árboles ya habían comenzado a decolorarse lentamente, pero el clima todavía era agradable y cálido. Sin embargo, John parecía incapaz de disfrutar el clima.

Nerviosamente, jugueteaba con su camisa mientras esperaba al fotógrafo. Susan pensó que era muy extraño, pero decidió no preguntarle nada. Ella sabía que a John no le gustaban los fotógrafos.

Odiaba las fotos

En verdad no le gustaban ni las fotos y por tanto los fotógrafos, así que esa era probablemente la razón de su comportamiento tan extraño. Pero a medida que el fotógrafo se acercaba hacia ellos, John se puso pálido…

El fotógrafo saludó a la familia cariñosamente. En varias ocasiones había visitado a Susan y John y la familia siempre disfrutaba de su compañía. Pero de repente John no sabía cómo comportarse.

Se comportó

Con una sonrisa nerviosa en su rostro, John miró a la cámara. Quería complacer a su familia, comportándose y formando parte de esta hermosa fotografía familiar para la posteridad.

Pero en el fondo, se estaba desmoronando. Su secreto lo estaba carcomiendo y esto era claramente visible en las fotografías. Al día siguiente, cuando Susan recibió las fotos familiares en su correo electrónico, apenas podía esperar para verlas.

Expectativa

Llena de expectativa, manejó a casa ese día. Una vez en casa, abrió su laptop e hizo clic en el archivo de fotos. Una por una, miró las fotos. El fotógrafo había hecho un excelente trabajo. ¡Eran increíbles!.

Pero una de las fotografías la dejó perpleja. Era la foto donde estaban todos juntos. Su esposo se veía incómodo sonriendo a la cámara. Se preguntó porqué ese día estaba tan nervioso.

Un extraño recuerdo

Pero de repente algo le vino algo a la mente. Recordó aquellas miradas extrañas que intercambiaron John y el fotógrafo y cómo John estaba sudando, justo antes de la sesión fotográfica.

Desconcertada, Susan se puso la mano sobre la boca. ¡Eso no podía ser cierto! Lentamente, hizo zoom en la mano de su esposo. Desafortunadamente, esto había confirmado lo que Susan había sospechado desde hace un tiempo.

La verdad

Su esposo estaba enamorado de alguien más. El anillo en su dedo no era el anillo de matrimonio de Susan y él, sino un regalo de infancia de un amigo. Esto había confirmado sus sospechas.

Durante años, ella había pensado que él estaba enamorado del hombre que había conocido en la escuela secundaria, y que le gustaban los hombres. Perpleja, Susan cerró su computadora y se quedó viendo al vacío durante un largo rato. Y luego de repente vio que todo cobró sentido…

La confrontación

Susan decidió confrontar a su esposo y decirle lo que pensaba, pues pensaba que esto era lo mejor para la relación. Cuando regresó a casa del trabajo, lo estaba esperando en la sala.

Le había pedido a la vecina que cuidara a los niños mientras discutían, para que no estuvieran por ahí, en caso de que hubiera algún drama que pudiera afectar de alguna manera a los pequeños.

Lo sabía

Cuando John la vio sentada en el sofá, sabía lo que le esperaba, sabía que ella lo había descubierto todo. Se sentó frente a ella y soltó un profundo suspiro. Y luego le contó todo…

Había estado luchando con su homosexualidad durante gran parte de su vida, y tenía miedo de decírselo a su esposa. Pero, para sorpresa de Susan, eso no era todo. Había algo más.

Compartir

Comentarios