Las diferencias entre hacer el amor y tener relaciones.

Uncategorized 306 Visitas

El encontrar en la vida la persona que te llene de felicidad es lo mejor que le puede pasar a cualquier persona en la vida. El sentirte amado, que amen tus defectos y por sobre todo tus virtudes, que escuché nuestros problemas y lo grandioso que nos pase en la vida y se llene de alegría por nosotros, es algo que no tiene precio. No todos los días encuentras alguien así, que este dispuestos a pasar los días contigo y que te genere la suficiente confianza para compartir juntos ti lo más preciado que tienes tu vida, como lo es tu corazón. Son personas que por mucho tiene ese valor irremplazable y que sabrás que estarán ahí, dispuestos a todo por acompañarte y cuidarte. Si encuentras a la persona indicada, asegurate de cuidarlo y sobre todo de corresponder con la misma ternura que te corresponde a ti. Sin embargo, debes tener claros tus sentimientos y también tener claras las intenciones de tu pareja y saber identificar las diferencias entre hacer el amor o simplemente tener relaciones. 
Lógicamente hacer el amor implica necesariamente tener relaciones, pero existe una seria de comportamientos que demostraran si es una acto íntimos simple o una acto amoroso con carácter romántico. 
Acto físico o de amor.
1- El lenguaje: Cuando haces el amor, se necesita más sensualidad, existen más juegos previos y muestras de cariño y caricias entre ambos. Gesto de delicadeza, todo esto juega un papel importante para alcanzar el acto de amor. Al contrario de hacer el amor, tener relaciones es una acto, unas ganas de satisfacción carnal sin emociones ni cariño.

2- La gratificación: En una acto de amor, se tiene en mente el alcázar un placer mutuo con tu pareja, una satisfacción en pareja y demostrar con esto lo mucho que se quieren. Lo que quiere decir con esto, es que el deseo no evita que los pensamientos y emociones hacia esa persona siempre estén en el primer lugar. En cambio, mantener relaciones lo que busca principalmente es autogratificación, el placer propio, sin complicidad, no se piensa más allá del momento ni lo que significa para la otra persona. 
3- El tiempo: En una relación íntima amorosa, se invierte tiempo juntos, es un ritual de seducción y caricias mutuas para hacer sentir amado a tu pareja. No solo en amor, igual se requiere tiempo para después de compartir el acto íntimos con esa persona especial. En las relaciones sin afecto, es diferente, se pueden dar conversación también, pero normalmente suelen ser de un tema cualquiera y en la relaciones amorosas, los temas de conversación suelen ser sobre sus sentimientos y sus conexiones. 
4- Las expectativas: En las parejes que hacen el amor, se suelen compartir metas, espectativas y sueños, compartir planes para una vida juntos. Las parejas que hacen el amor intercambian puntos de vistas en la cama sobre cualquier tema y no solamente de sus sentimientos y emociones. 
Las personas que solo tienen relaciones, no buscan esa unión, no buscan conexiones más que las de placer propio, el despojarse de la ropa y despojar a su pareja del momento de las suyas para luego volverse a vestir para seguir su vida y continuar con sus propios planes.

Compartir

Comentarios