Como dar un buen besos francés

Uncategorized 282 Visitas

En un beso francés, tal como en una película romántica de los años 40, la pasión es la actriz protagonista. En este tipo de beso, usamos la lengua para acariciar y estimular los labios y la lengua de nuestra pareja. Puesto que la lengua es un órgano con interminables terminaciones nerviosas, el significado del beso francés se asocia con el erotismo y la sensualidad tanto en hombres y mujeres. Además, despierta el deseo y es una método perfecto para comunicar cuán atraídos nos sentimos hacia la otra persona incluso si no existe amor de por medio.

¿Pero alguna vez te has preguntado cuál es el origen del beso francés? A pesar de llevar “francés” por nombre, existen registros de este beso de hace miles de años atrás, pues aparece en el Kamasutra (1500 a.C.) bajo el nombre de beso de contacto. Otras teorías apuntan a que el beso francés llegó a Francia con la expansión del Imperio Romano. Lo cierto es que se popularizó en tiempos de la II Guerra Mundial, durante la estadía de los soldados estadounidenses en Francia.

Cual sea el origen de este gesto tan atrevido, son muchas las personas que quieren perfeccionar la técnica del beso francés para excitar a sus parejas con solo un beso. Por eso, te vamos a enseñar cómo dar un beso francés paso a paso para que lo domines desde tu primer intento.

Pasos a seguir:

El primer paso para dar un beso francés es tener labios apetecibles. Esto quiere decir que debes cuidarlos bien, mantenerlos hidratados y sin resequedad. 

Además, es importante que también tengas una buena higiene bucal, pues el beso francés se da con la boca abierta, por lo que tu aliento será muy fácil de percibir para tu pareja o cita. Siempre ten contigo mentas y evita comer alimentos que generen mal aliento durante la cita.

Crea el ambiente perfecto. Los besos franceses son, además de muy apasionados, muy íntimos, por lo que muchas personas necesitan estar en el ánimo y momento adecuados para disfrutar de un beso tan profundo. Para crear el momento perfecto para dar un beso francés, ten en cuenta lo siguiente:

-Un lugar privado o con poca gente siempre será mejor que un lugar público donde todos puedan ver el acto o interrumpirlos.

-Comienza a comunicar, a través del lenguaje corporal, que quieres besar a esa persona. El contacto visual, mojarse los labios, tocar a la otra persona, o acortar la distancia entre ambos son todas señales que le indicarán tus intenciones. Esto le dará tiempo de rechazar la intención si no lo desea o de corresponder tu deseo.

-Momentos como el final de una cita son excelentes para tomar el paso y dar un beso apasionado.

-No tengas miedo a preguntar: si no estás seguro o segura de cuál será la reacción de tu acompañante si le das un beso, pregunta de antemano. Esto no matará el momento y le hará saber a la otra persona que tienes muy en cuenta sus deseos.

Antes de lanzarte al beso, mira fijamente a la otra persona. Puedes alternar tu mirada entre sus ojos y sus labios para comunicarle aún más la fuerza de tu deseo. Puedes sonreír levemente para hacerle saber que el momento te hace feliz y te emociona. Morderte los labios o lamerlos levemente, siempre y cuando no sea un gesto exagerado, también puede ser un gesto muy provocador antes de un beso.

Si quieres saber cómo besar con lengua por primera vez, inclinar tu cabeza de forma opuesta siempre será clave con el fin de que las narices no choquen y podáis mover la lengua libremente. Al menos que ambos ya estéis completamente sumergidos en la pasión, lo mejor es que el beso comience más suavemente y que vaya creciendo en intensidad. Relaja los labios, no los pongas rígidos, pues harán más difícil para tu pareja continuar el beso. Unos labios relajados invitan a explorar y descubrir nuevas sensaciones.

Ve poco a poco, nada de meter tu lengua bruscamente en la boca de tu pareja o la magia se romperá. La idea es comenzar con movimientos lentos para ir abriendo la boca. Para saber cómo mover la lengua al besar, asoma tu lengua lentamente y ve acariciando el borde de sus labios, invitando a la otra persona a abrir la boca contigo. Entra primero con la punta de la lengua y, a medida que el ambiente se comience a calentar, atrévete a intensificar el beso, acariciando la lengua de la otra persona en movimientos sensuales y suaves.

Consejos

En la comunicación está la clave. Si hay algo que te gustaría intentar con tu pareja, no dudes en decírselo y preguntarle, asimismo, si quiere que beses de otra forma o prefiere otro tipo de besos.

Concéntrate en mantener tus labios y tu lengua como los protagonistas del beso. Aleja los dientes para evitar que choquen y solo utilízalos para dar pequeños mordiscos si a tu pareja le gustan.

Practica. Es normal que las primeras veces que beses no sean perfectas, con el tiempo y la experiencia irás mejorando para saber qué hacer y qué no hacer.

Compartir

Comentarios