Jugo de apio para la dieta: beneficios y contraindicaciones.

Uncategorized 2659 Visitas

El apio es muy rico en oxolatos, de manera que no se debe abusar de su ingesta en cantidades elevadas, especialmente si se padece de inflamaciones u otras afecciones en la vejiga.

El apio es una planta que pertenece a la familia de las Apiáceas. Su nombre científico es Apium graveolens. Las propiedades curativas de este vegetal se conocen desde tiempos inmemorables, de hecho, Carlomagno emitió una orden en la que insta a que en sus campos se cultiven determinadas hierbas y plantas, entre ellas el ‘apium’.

PRINCIPALES PROPIEDADES DEL APIO

El apio es uno de los vegetales ideales para nuestros riñones, al estimular estos órganos a que eliminen aquellos residuos que nuestro cuerpo no necesita. De esta forma, también contribuye a eliminar la retención de líquidos y la celulitis. Es capaz, incluso, de diluir el ácido úrico que afecta las articulaciones, actuando como un antiinflamatorio.

Por tal motivo, es conocido como alimento idóneo dentro de las dietas para el reumatismo y la gota.

BENEFICIOS DEL APIO

1. Gran depurativo
Por su contenido en potasio, el apio es ideal para estimular la producción de orina y ayudar al organismo a prevenir la retención de líquidos. Asimismo, contribuye a eliminar toxinas. El jugo de apio es ideal en este sentido, especialmente cuando se toma en ayunas.

2. Laxante natural
Ayuda a aliviar el estreñimiento de forma completamente natural, sobretodo cuando se produce de manera puntual como consecuencia de nervios o estrés. Este efecto se debe a su elevado contenido en fibra dietética.

3. Útil para una buena digestión
Gracias a su contenido en minerales, ayuda a neutralizar la acidez estomacal, a la vez que ayuda en caso de úlcera estomacal e indigestión.

4. Ayuda a eliminar cálculos renales y biliares
La planta tiene antiespasmódicos, los que eliminarán las toxinas que pueden contribuir a la formación de cálculos renales. El jugo de apio también ayuda a eliminar los cálculos renales aumentando el volumen de orina, lo que facilita el proceso de eliminar las piedras.

¿QUÉ TAN BUENO ES CONSUMIR EL JUGO DE APIO PARA LA DIETA?

Son muchas las personas, entre ellas algunas celebridades; que afirman que el jugo de apio en la dieta es casi milagroso. Sin embargo, ¿es realmente beneficioso? no sorprende que cualquier cosa que mencione una persona influyente con muchos seguidores llame mucho la atención.

El apio ciertamente tiene beneficios para la salud. En el apio se han descubierto algunos flavonoides beneficiosos que podrían tener que ver con la reducción de la inflamación en el cerebro o con la reducción del deterioro de la memoria relacionado con la edad.

El apio también aporta una buena dosis de fibra, así como vitaminas C y K y potasio, además de que es un snack muy bajo en calorías. Un tallo de 12 centímetros tiene solamente tres calorías. Una taza de apio picado contiene solamente 20 calorías. Sin embargo, esto puede cambiar si lo transforma en jugo.

Cuando concentramos un vegetal o una fruta, es más rico en azúcares, carbohidratos y calorías. Una taza de jugo de apio contiene 42 calorías. Por este motivo, es mucho mejor que consuma apio como botana. Es crujiente, bajo en calorías y le saciará. De hecho, se suele recomendar a personas que están tratando de bajar de peso.

Beber jugo de apio puede resultar beneficioso para la salud, pero hay que subrayar que probablemente no es una cura milagrosa. Se recomienda consumir el apio como parte de una dieta equilibrada e incluyente.

No obstante, habrá que tener cuidado con las tendencias de alimentación respaldadas por celebridades.

En general, solo porque una celebridad promueva un alimento o una bebida por alguna razón en particular, no significa que cuente con el respaldo de la ciencia. Hay que saber que no hay un alimento o una ‘bebida mágica’ que pueda transformar totalmente su salud o curar una enfermedad.

CONTRAINDICACIONES DEL APIO 

·El apio es muy rico en oxalatos, de manera que no debemos abusar de su ingesta en cantidades elevadas, especialmente si padecemos inflamaciones u otras afecciones en la vejiga. Además, debemos tener en cuenta que esta sustancia dificulta la absorción del calcio.

·Por otro lado, dado su efecto emenagogo y su contenido en apiina (un compuesto químico que también se encuentra en el perejil y el ajo) no es recomendable el consumo de apio en embarazadas, ya que en grandes cantidades puede resultar abortivo.

·Por último, si se utiliza como diurético es recomendable aumentar la dosis de potasio (plátanos, verduras, etc.), ya que los diuréticos pueden agotar estos minerales de nuestro organismo.

En conclusión, no cabe dudas que el apio sea bueno para mejorar nuestra salud. Sin embargo, no debemos creer que el jugo de apio es una ‘poción mágica’ que nos ayudará fácilmente a perder los kilos de más. 

Compartir

Comentarios