En África, joven de 23 años es ‘madre’ de 34 niños; ésta es su historia

Uncategorized 121 Visitas

Hoy en día está a cargo de su casa hogar, en la que busca seguir implementando estrategias que le permitan continuar apoyando a los niños de su comunidad.

A sus 23 años, Tusayiwe Mkhondya es «madre» de 34 hijos. Habitante de Malawi, un país ubicado al sureste de África, la joven está a cargo de la organización que fundó buscando que su historia no se repita en los niños que habitan con ella.

Aunque biológicamente sólo es mamá de un niño, decidió adoptar a 33 más que estaban en condiciones de abandono por diversos motivos como la muerte de sus progenitoras, o por padecer alguna discapacidad, al igual que su hijo.

Debido a la discapacidad que padece su pequeño, le fue difícil encontrar una escuela en donde lo pudieran recibir y brindar la atención necesaria, por lo que decidió fundar YANA, un sitio educativo en donde atiende a otros niños que tienen condiciones que les impiden un pleno desarrollo psicomotriz .

En su cuenta de TikTok, (@tusaiweyana) muestra cómo es su vida a cargo de bebés y jóvenes. La más pequeña de sus «hijos», como ella gusta de llamarles, se llama Bertha y tiene siete meses; en tanto, las más grandes se llaman Masida, Ruth, Ivy y María, todas de 20 años.

Así es su rutina

La rutina de Tusayiwe inicia a las 04:00 horas, cuando se despierta para preparar el desayuno de todos los pequeños. Jugos, sándwiches y arroz son parte del lunch que envía en cada lonchera y mochila de sus «hijos», quienes tienen asignaciones para ayudar en las labores del hogar durante las mañanas. Posteriormente lleva a la escuela a los niños.

Al volver, realizan actividades domésticas y recreativas y a las 19:00 horas, se alistan para dormir; sin embargo, el día de Tusayiwe no termina ahí. Al estar a cargo de bebés de siete meses a dos años, debe estar pendiente de sus necesidades durante la noche, como alimentarlos, cambiarles el pañal y dormirlos nuevamente.

Su historia

A los 16 años se embarazó y a los 18 años se quedó sin hogar. Su pareja la abandonó y cuenta que mientras sus amigos se fueron a la universidad, ella se quedó en su casa a cuidar de su bebé.

Hoy en día está a cargo de su casa hogar, en la que busca seguir implementando estrategias que le permitan continuar apoyando a los niños de su comunidad y poder brindarles los servicios necesarios.

Compartir

Comentarios