El Pequeño Harry, De 8 Meses, Perdió La Vida Por Un Error Que Todos Los Padres Deberían Conocer

Uncategorized 174 Visitas

A partir de ese momento, ellos quisieron compartir con el mundo su experiencia y así crear conciencia sobre tan peligrosa infección. Louise y John Done se vieron obligados a tomar la dolorosa decisión de desconectar el soporte vital de Harry, su bebé de ocho meses, después de que la meningitis B le afectara gravemente su cerebro.

Inicialmente creyeron que tenía un resfriado común, pero murió solo un día después de que le diagnosticaran correctamente.

El cuerpo de Harry había duplicado su tamaño y estaba cubierto de un sarpullido púrpura. Por lo que, sin un futuro prometedor, los últimos momentos de vida de Harry los pasó junto a sus padres, quienes lo acunaron y besaron, hasta que sus ojos se cerraron para siempre. Ahora, se han dedicado a crear conciencia sobre la importancia de vacunar a los bebés contra la meningitis B.

Los bebés nacidos después de julio de 2015 tienen esta vacuna incluida en el programa de inmunización infantil, pero el cambio se realizó después de la muerte de Harry. Estos dolidos padres, han dado el valiente paso de compartir las últimas fotos con su hijo con la esperanza de que las demás personas conozcan la importancia de tener a los niños protegidos contra esta enfermedad, para que otros no sufran como ellos. En las imágenes publicadas, se ve a Louise acunando a Harry en sus brazos, su cuerpo está irreconocible y gran parte de sus manos, dedos, pies y piernas ya se han vuelto negros y rígidos por la sangre coagulada.

Desde el fallecimiento de Harry, Louise ha recaudado más de 20.000 euros una fundación contra la Meningitis, la cual se encarga de ayudar a otras familias que están pasando por tan graves momentos.

Compartir

Comentarios