Remedios caseros para la sinusitis.,.

Uncategorized 158 Visitas

La sinusitis es una afección de las vías respiratorias superiores que se hace más prevalente, es decir más frecuente, en las épocas otoño invernales y en la primavera por el cambio de estación, la llegada del frio y en primavera por los alérgenos. El cómo tratar la sinusitis con remedios caseros es una manera práctica de aliviar los síntomas que conllevan esta enfermedad. La sinusitis se define como la inflamación de la mucosa que revisten los senos paranasales, pudiendo afectar otros senos como los frontales también. Se asocia a la presencia de fiebre, dolor de cabeza y tos. Generalmente se produce por una afección e infección localizada de la nariz.

Si bien siempre es de suma importancia consultar con un profesional de la salud porque cada caso es individual y requiere un tratamiento oportuno y apropiado, hasta ese momento se pueden utilizar este tipo de remedios desde la facilidad y comodidad de la casa de cada uno, para que el malestar provocado por la sinusitis disminuya de manera rápida.

Los remedios caseros para tratar la sinusitis comprenden: Vapores de menta o eucalipto, la humidificación del aire, la limpieza con solución salina de la nariz, malva y cataplasma de rábanos. Ahora bien cada uno tiene una preparación específica que vamos a explicar a continuación.

Cataplasma de Rábanos

Esta preparación genera el alivio de la congestión nasal y mejora la entrada de aire en las vías respiratorias, eliminando el moco de las mismas. Para poder hacerlo vas a necesitar  1 cebolla y 6 rábanos. Se deben picar ambos y luego con un mortero pisar para poder machacar y formar una pasta, que luego con un paño colocaras sobre los senos paranasales.

Malva

La malva es un remedio natural y casero para el tratamiento de la sinusitis. Se encarga por sus propiedades antisépticas de desinflamar los senos paranasales, reduciendo la obstrucción.

Infusión o Vapores con menta

Se le atribuye a ambas preparaciones la capacidad de calmar la congestión de los senos paranasales. La elaboración se realiza por la ingesta de una infusión como el té con hojas de menta machacada o bien la colocación de hojas de menta en olla de agua caliente, seguido de la inhalación de los vapores emitidos por la combinación de ambas. Se debe tener sumamente cuidado de acercar la cara cuando el agua está caliente en la olla, a fin de evitar quemaduras, que sería un riesgo mayor.

Eucalipto

La planta de eucalipto tiene propiedades probadas antiinflamatorias, descongestivas y antisépticas. Esto es debido a la presencia de un compuesto en la misma llamado cineol, por lo que su utilización es eficaz. La fórmula de preparación se realiza con el aceite esencial o con las hojas. Se realiza también con la preparación en una olla con agua y el agregado del aceite o las hojas, para proseguir a la inhalación de los vapores desprendidos por esta combinación.

Humidificación del aire

Una forma de humidificar el aire de los ambientes cerrados como la habitación es colocar agua caliente  en un balde y dejarlo en un lugar seguro dentro del cuarto a humidificar, esto hará que se liberen al ambiente vapores que permiten sin irritar ni dañar las vías aéreas la mejor hidratación de las fosas nasales favoreciendo la descongestión de las mismas.

En la siguiente imagen esquemática se representan los diferentes senos que encontramos en el cuerpo. Los senos paranasales son los que más frecuentemente se ven afectados en la sinusitis, pero también cuando esta se complica pueden verse involucrados los senos frontales, generando cefalea además del resto de los síntomas propios de esta enfermedad.

Limpieza de las fosas nasales con suero fisiológico


El suero fisiológico tiene igual concentración de iones que el plasma propio del cuerpo por lo que no conlleva riesgos su uso. La colocación de unas gotas en cada narina, mejora la fluidez de las secreciones, ayudando a la expulsión de las mismas a través de sonarse la nariz. Por lo que el correcto modo de empleo sería posterior a la colocación de las gotas, reclinar levemente la cabeza hacia atrás o apretar con los dedos pulgar e índice las narinas y luego proceder a sonarse la nariz.

Compartir

Comentarios